right_side

Pocas cosas tienen sentido, aun así, nos encontramos con algunas excepciones. Por eso al darle muerte a una pluma se abre un lánguido espacio que da oportunidad de persistir en manchar sin tinta algunas páginas más de un firmamento virtual.

¡Que el pórtico abierto no se destruya a causa del caudal que se avecina!

Estadísticas

Contacto

Tu sentir es solemne y necesario, dale vida compartiendole. Siempre será bienvenido.

dithumanrique@gmail.com

Facebook

Sigueme por Email

Mi lista de blogs

  • Un minuto en el tiempo. - Un minuto, una hora, una noche perdida en el tiempo. Ese instante en que éramos todo y nada. Ese momento infinito del ahora, en que aún existimos siendo un...
    Hace 2 meses
  • - *Y LOS RECUERDOS, SUEÑOS SON.* Hubo una vez que la Paciencia, enferma y desilusionada, llamó a mi puerta. Realmente no hacía falta que hiciese ese esfuerz...
    Hace 9 meses
  • Limoges is not far - *Marisa Norniella* La nieve convertía a la plaza en un lugar silencioso y de luz ambiguamente tenue durante casi todo el invierno. Durante el resto del tie...
    Hace 1 año
  • Del pozo de los deseos - Usted y yo no vamos a ningún lado ni por ningún camino, sólo nos tocamos a veces. Nos llenamos de intentos por vaciarnos en lugares que no nos pertenecen p...
    Hace 1 año
  • 27 de mayo - *-Calma, todo va a estar bien-*¡Tengo fiebre! *-Si, tienes un poco pero es controlable- *¿Eres nueva, no te había visto por aquí? *-si, me acaban de camb...
    Hace 8 años
  • Hoy cumple dos años este blog… - ¡FELICIDADES! Después de darle vueltas y vueltas en estos seis meses a como continuar el blog de Alejandro, sin que sus textos y poemas vayan desaparecien...
    Hace 8 años

Seguidores

Entradas populares

In:

El regreso

Hay tiempo recortado a espaldas, mi silueta deslumbra entre sombras; una tenue luz disminuida en el cenit. He vivido lucido un sueño farsante,  actuando entre vidas cultivo; practicando solipsismo de mis males perennes.

Complementos de vida en despliegue, se aferran diseminados retazos; no desean ubicar su figura, ni quien pueda acomodar sus fragmentos. Hay algunos sobre y debajo, si entre ellos desato el ingenio; poco queda del fin precisado.

No aparezco entre nombres ilustres, la tarea a su fin ha llegado; mancillado se encuentra el origen, donde inicia la casa su nombre. Esa estrella que guió adoradores, vuelve hoy a surcar horizontes; nadie vuelve su atenta mirada, pues la tierra atesta mesías.

In:

Ángel Nocturno

Vienes con religiosa calma, a esta tormenta de luz que en deshora, deshabitúa tu acostumbrada estadía. Carezco de titulo que avale lo propio, mas no frena el convite que con gozo celebro.

Hay luna que vive de día, luz que atraviesa esas alas, cielo de estrellas opacas, desvanecidas. Calor hermoso que abraza, lento suave, artífice de vida.

Soy quien vela en discreto talante tu insospechada lucidez, alberga y resguarda los sueños que despiertos se avivan, vuelan revoloteando y vuelven en pronunciada picada provocando de conciencia estimulo.

De imágenes traviesas, perturbadas o malsanas, bajo juramento por extraordinarias, he armado del navío una tripulación sensata, que tranquilidad inspira, ayuda, insta, desata. Que asombro ahuyenta en los años correr. No hay recelo o perjuicio que vago atormente al del aventurero su alma.

Calma y delicia, en quimeras baso, al descanso o silencio siempre en ellas hospedo, en afables noches la luz escapa, oportuno momento de prestados ingenios en alas tomar… Ángel Nocturno, tu momento es… será