right_side

Pocas cosas tienen sentido, aun así, nos encontramos con algunas excepciones. Por eso al darle muerte a una pluma se abre un lánguido espacio que da oportunidad de persistir en manchar sin tinta algunas páginas más de un firmamento virtual.

¡Que el pórtico abierto no se destruya a causa del caudal que se avecina!

Estadísticas

Contacto

Tu sentir es solemne y necesario, dale vida compartiendole. Siempre será bienvenido.

dithumanrique@gmail.com

Facebook

Sigueme por Email

Mi lista de blogs

  • Un minuto en el tiempo. - Un minuto, una hora, una noche perdida en el tiempo. Ese instante en que éramos todo y nada. Ese momento infinito del ahora, en que aún existimos siendo un...
    Hace 1 semana
  • - *Y LOS RECUERDOS, SUEÑOS SON.* Hubo una vez que la Paciencia, enferma y desilusionada, llamó a mi puerta. Realmente no hacía falta que hiciese ese esfuerz...
    Hace 7 meses
  • Limoges is not far - *Marisa Norniella* La nieve convertía a la plaza en un lugar silencioso y de luz ambiguamente tenue durante casi todo el invierno. Durante el resto del tie...
    Hace 1 año
  • Del pozo de los deseos - Usted y yo no vamos a ningún lado ni por ningún camino, sólo nos tocamos a veces. Nos llenamos de intentos por vaciarnos en lugares que no nos pertenecen p...
    Hace 1 año
  • 27 de mayo - *-Calma, todo va a estar bien-*¡Tengo fiebre! *-Si, tienes un poco pero es controlable- *¿Eres nueva, no te había visto por aquí? *-si, me acaban de camb...
    Hace 8 años
  • Hoy cumple dos años este blog… - ¡FELICIDADES! Después de darle vueltas y vueltas en estos seis meses a como continuar el blog de Alejandro, sin que sus textos y poemas vayan desaparecien...
    Hace 8 años

Seguidores

Entradas populares

In:

Justicia

La tormenta arrecia, el viento desequilibra los más sólidos espíritus que acompañan las almas del tercer circulo del infierno, los rezos dejan de ser armas en este lugar, he tratado de recordar alguno y cuando lo logro hacer, no pueden reproducirse en palabras, la boca se cierra y se niega a expulsarlos, parece que temen ser pronunciados y se ahogan entre sollozos lúgubres de melancolía e impotencia... ¡Salvación bendita! Vienes al lugar adecuado en el momento cuando más grises las nubes se han posado en el cielo que ha permanecido negro desde que llegué... Rafael se abre paso entre las tinieblas que ciegan la vista de este lugar, su azul espada brilla con la esperanza empuñándole y deseando ser requerida para asestar el mortal golpe... ¿qué es lo que esperas, por que bajas la vista? ¡Ángel bendecido por la justicia que acompaña tus actos, demuestra tu iracunda benevolencia con estos seres de marcada injusticia, hazles ver la razón como madre que defiende sus más queridos hijos al borde de un ineludible peligro! ¿Qué es lo que pasa? El miedo le embarga y le coloca una doble cinta de acero oxidado sobre los ojos, las manos carecen de fuerza para llevar a cabo la más justa de las acciones... que conlleva en dejar al cielo sin santos.

In:

En los límites

Es el comienzo de la era de los sueños, no me considero protagonista, solo me adjudicaré el titulo de narrador; aparece ante mi vista como un aquelarre del siglo XVII, hay invariablemente tantas viejas y niños con deseos de muerte con intenciones de amarse, con deseos de envenenarse de placer, teniendo cada cual una bandera de verdad que levantan como propia, parece el advenimiento del más mortal de los cuatro jinetes que soñó San Juan. El aire se encrespa, remolinea y levanta todo lo que encuentra con él... carreras torpes, ideas inconclusas, preguntas incompletas, colapso atado de arena y amanecer, aves volando en direcciones contrarias... ¿y que lo provoca? Me empeño en darle dirección al dolor que desencadena, deseo encontrar el origen que lo hace vivir, la imagen provocadora que cuesta soñarle... ¿tiene nombre? Esto dejara de ser sueño y tendrá los tintes de una pesadilla.

In:

El otro soñador

Observo y escucho de nuevo aquellas ideas que materializándose dan forma y figura a vastos sueños, se que nunca han sido y buscan un refugio en los primitivos recovecos de la familiaridad como esas ollas multicolores, que son refugio de animados seres. ¿Será la magia del ensueño que te envuelve después del matutino despertar?

No sé si realmente fuera el joven despertar, o solo sea el cansancio que precede al profundo sueño en toda su forma. Sea cual sea, vida en sueños o sueños de vida, dispuesto estoy a llevarle y preguntarle una y otra vez ¿porqué es que eres así?

Vasto es el cielo y azul en forma inusual, fresca es la mañana y suave el viento al respirar, en el trayecto las fases se muestran multiformes, unas preocupadas otras con sueño, y otras más amigables y pensativas, ¿qué tocaran? ¿Cuál será la miel que saborean? ¿Cuál de los sentimientos estarán abrigando? ¡No lo sé! Pero les daré forma y figuras propias, les construiré para ellos innumerables ensueños de felicidad y perdurable alegría, aunque me doy cuenta que solo serán felices para mí por ese instante, pero buscaré la manera de alargar esos pensamientos que siendo placenteros para mí, serán ya de ellos, por habérselos obsequiado.

Es una roca, es una playa, una ilusión... ¿es esa impresión que busca perfeccionarse? Con sueños de otros, formalizados, rudos, otrora vagos... ideas difusas  brotando, materializándose... cambio de altura, promesas cortas... de sombras, siluetas, caras con risas, sin movimiento, no hay suavidad al andar... tinieblas compuestas, blancos impuros... carpetas de vidas repletas, pecados manchados de irrealidad... infinitos números, todos continuos, sin espacio en la vasta soledad... esta será, desde hoy mi vida:  fabricar, ordenar y obsequiarle sueños a mi ser, que solo palpa lo material.