right_side

Pocas cosas tienen sentido, aun así, nos encontramos con algunas excepciones. Por eso al darle muerte a una pluma se abre un lánguido espacio que da oportunidad de persistir en manchar sin tinta algunas páginas más de un firmamento virtual.

¡Que el pórtico abierto no se destruya a causa del caudal que se avecina!

Estadísticas

Contacto

Tu sentir es solemne y necesario, dale vida compartiendole. Siempre será bienvenido.

dithumanrique@gmail.com

Facebook

Sigueme por Email

Mi lista de blogs

  • Un minuto en el tiempo. - Un minuto, una hora, una noche perdida en el tiempo. Ese instante en que éramos todo y nada. Ese momento infinito del ahora, en que aún existimos siendo un...
    Hace 1 semana
  • - *Y LOS RECUERDOS, SUEÑOS SON.* Hubo una vez que la Paciencia, enferma y desilusionada, llamó a mi puerta. Realmente no hacía falta que hiciese ese esfuerz...
    Hace 7 meses
  • Limoges is not far - *Marisa Norniella* La nieve convertía a la plaza en un lugar silencioso y de luz ambiguamente tenue durante casi todo el invierno. Durante el resto del tie...
    Hace 1 año
  • Del pozo de los deseos - Usted y yo no vamos a ningún lado ni por ningún camino, sólo nos tocamos a veces. Nos llenamos de intentos por vaciarnos en lugares que no nos pertenecen p...
    Hace 1 año
  • 27 de mayo - *-Calma, todo va a estar bien-*¡Tengo fiebre! *-Si, tienes un poco pero es controlable- *¿Eres nueva, no te había visto por aquí? *-si, me acaban de camb...
    Hace 8 años
  • Hoy cumple dos años este blog… - ¡FELICIDADES! Después de darle vueltas y vueltas en estos seis meses a como continuar el blog de Alejandro, sin que sus textos y poemas vayan desaparecien...
    Hace 8 años

Seguidores

Entradas populares

In:

El niño de un sueño

No hubo oposición, su niñez había llegado a su fin. Además era su otro sueño anhelado. Sin darse cuenta la razón inicio su dominio impetuoso, poco a poco fueron pareciéndole lógicos el accionar y funcionamiento de su pensar ya sensato. Reflexivo y profundo no cayó en cuenta que al discernir y cavilar, dejaba de lado su entrañable amistad con las flores, aquellas largas conversaciones que le convenían con las rojas hormigas, no habría mas trasmutaciones múltiples y continuas, de niño a vaquero y a superhéroe o monstruo de película, de caballo renco en árbol de cartón. Su voz, su niña voz perdería su candidez y no mucho tiempo después, olvidaría que un día fuimos, como amigos, creciendo juntos, el en mí y yo en él.

In:

Mañana… vuelve

En un pálido cielo de embrujadas entrañas, tú, te sonrojas sin causa en auroras de armoniosas mañanas. Eres hada atraída a su amada pupila, que contempla maduras las rosas punteadas. Tus sueños precoces seducen brillando, esplendores profusos que alejan nocturnos humores.

Los barcos despiertan con orden lujoso, abandonan sus cálidos lechos en busca de imperios con vanos esfuerzos. Te oscureces de nuevo en la hora brillante, la lluvia deleita tu tímido pecho, huyes, reprimes, remuerdes la vida y te ocultas a ella.

Con espíritus marcando en sus manos los cielos buscados, invitan rehacer camino entre místicas nubes. El horizonte demuestra la razón que se asoma, hay tinieblas que imploran detener en su nombre, esas ardientes torturas que destellan amor a deshoras.

Sus cortinas se cierran con acompasadas maneras, se inflaman los pechos, marchitan deseos u olvidan rencores. Zarpa al ritmo infinito de la oleada de mares, en su baile fustiga, reposa y revuelve el navío, deseando no zarpe. Se detiene, le besa, admoniciones consigna, al apartarse se vuelve de enamoradas vistas, promete a los astros regreso después que el impulso devuelva de los futuros paisajes. Cuan bello partir persignado, tanto más, de lejos volver con gracia de quien es aguardado.